La posibilidad de que el Gobierno de Pedro Sánchez conceda los indultos a los presos del Procés cada vez es más cercana. El Gobierno ve en el posible indulto a estos presos políticos una oportunidad de la medida de gracia en aras del diálogo y el reencuentro.

Por su parte la derecha española lo tiene claro, va a tratar de impedir que se conceda el indulto a los presos político del Procés «por tierra mar y aire». PP, CS y Vox compiten por el liderazgo del rechazo al indulto. Para ello proponen diferentes fórmulas, ya sean en forma de grandes movilizaciones o con mociones en ayuntamientos o plenos en el Congreso.

A nadie es indiferente que antiguos dirigentes del PSOE y varios varones autonómicos llevan haciendo oposición interna al actual Gobierno de Coalición desde antes que se formase. Por este motivo la derecha mediática parece haber hecho suyo el lema de «divide y vencerás» y llenan portadas y artículos difundiendo las declaraciones de todos aquellos simpatizantes o miembros del partido socialista que son contrarios al indulto. Hay quienes ven detrás de esta estrategia un claro intento de crear debilidad interna en el PSOE y evitar a toda costa que se indulte a los presos del Procés.

Hoy mismo, el ABC dedica su portada a señalar que «la vieja guardia socialista levanta su voz contra los indultos». A toda página y color, el diario recoge las declaraciones de Felipe González, Alfonso Guerra, Cesar Antonio Molina, José María Múgica, Soraya Rodríguez, Fernando Savater y Rafael Vera, con un espacio prioritario en su portada. Entre todos ellos existe un denominador común, su oposición a la concesión del indulto.

Recordemos que el protagonista de la portada del ABC de hoy, Rafael Vera, fue secretario de Estado para la Seguridad del Gobierno de España presidido por Felipe González y en 1998 fue condenado por el secuestro de Segundo Marey y un delito de malversación de caudales públicos para la financiación del grupo terrorista GAL que practicó la llamada «guerra sucia contra ETA». No parece ser Rafael Vera por tanto una voz cualificada para hablar de democracia resultando incomprensible el espacio en portada que le dedica el ABC.